La Sijín capturó en las oficinas de la Secretaría de Planeación de Bogotá a dos funcionarios que al parecer exigían dinero a cambio de emitir conceptos, entre otras, para el uso de suelos.

Los dos funcionarios, que no aceptaron los cargos por corrupción que les imputó la Fiscalía, tienen 30 y 26 años al servicio de la entidad.

Se trata del ingeniero catastral Gregorio Alonso Huertas y el arquitecto Carlos Arturo Paredes, ambos profesionales especializados en grado 24 y 20, respectivamente.

La Sijin y la Fiscalía los estaban investigando hace dos años, de cara a determinar la forma como supuestamente, exigían dádivas a cambio de realizar trámites en la Secretaría de Planeación.

Por medio de un comunicado, la Alcaldía Mayor de Bogotá manifestó su “respeto absoluto” a las decisiones judiciales y respaldó las acciones emprendidas por la Fiscalía, Policía y demás autoridades en contra de la corrupción.

“En todo el Distrito luchamos contra este flagelo (…) La investigación adelantada por la Fiscalía, en conjunto con la Policía, comenzó aproximadamente hace dos años. Quedamos a la espera y acataremos el resultado de la investigación por parte de las autoridades competentes”, afirmó la Administración Distrito.