Gobierno distrital ha legalizado 24 barrios en Bogotá

Desde que Enrique Peñalosa llegó a la Alcaldía Mayor de Bogotá, se ha adelantado la legalización de 24 barrios en Bogotá.

Estos procesos les han dado el título de propiedad a familias de Bosa, Ciudad Bolívar, Fontibón, San Cristóbal, Suba y Usaquén, donde se han visto beneficiadas alrededor de 5.500 personas que habitan en 1.019 lotes.

“Tras los procesos de legalización, estos barrios han quedado habilitados para recibir todos los beneficios de la ciudad formal. Por ejemplo, tener acceso al Programa de Mejoramiento Integral, que garantiza la dotación de redes de servicios públicos domiciliarios y la implementación de infraestructura para la prestación de los diversos servicios sociales como salud, educación o recreación, al igual que vías y transporte”, explicó el Secretario de Planeación, Andrés Ortiz.

La meta de legalización establecida para 2017 es de 50 barrios, que se suman a los 15 ya legalizados en 2016. Para 2018 es de 56.

En 2019 serían 56 los asentamientos humanos que ingresarían a la formalidad, y en el primer semestre de 2020 la meta es de 15, para un total previsto de 192 barrios legalizados durante la actual Administración.

Barrios que han ingresado a la formalidad

Durante el año 2017 han ingresado a la legalidad 9 barrios: Sagrada Familia II sector, Villa Neira y Quindío La Esmeralda (San Cristóbal); La Cabaña Fontibón y Guadual II (Fontibón); Tuna Alta I, Rincón sector El Cóndor – El Mortiño (Suba); Mirador – Paradero (Ciudad Bolívar); y Bosa Nova III (Bosa) los cuales comprenden de 502 lotes en total, donde residen más de 2.700 personas en promedio.

En el año 2016 se formalizaron 15 barrios, en los que habitan aproximadamente más de 2.800 personas, ubicadas en 517 lotes.

En la Localidad de Bosa se legalizaron: Bosa La Estación I, La Concepción IV sector, San Pablo II sector Las Margaritas, Azucena I, Jiménez de Quesada III, Argelia Renacimiento, y La Cabaña El Vaticano.

En San Cristóbal se legalizaron: Villa Aurora, San Manuel II Sector y Calvo Sur II. Cabe anotar que al barrio La Selva le fue negada la legalización porque se encuentra en la reserva forestal de los Cerros Orientales.

En Suba entraron a la formalidad los asentamientos Rincón Sector La Escuela I y San Miguel El Cedro. En la Localidad de Usaquén se legalizó el barrio Los Naranjos El Codito; en Fontibón, Torcoroma I y en Ciudad Bolívar, San Luis La Colmena.

¿Para qué y cómo se legaliza un barrio?

La etapa preliminar del proceso de legalización de barrios inicia en la Secretaría del Hábitat con la conformación del expediente urbano, previa a la verificación de la existencia de un asentamiento humano constituido informalmente y compuesto por viviendas de interés social, con una ocupación de sus predios consolidada y una definición de sus vías.

Luego de ello, esta entidad inicia formalmente el trámite, adelantando el estudio urbanístico, mediante el cual se corrobora que el asentamiento no esté ubicado en zonas de amenaza y/o riesgo no mitigables, y no ocupen áreas pertenecientes a la Estructura Ecológica Principal o de afectación de los Sistemas Generales, de conformidad con lo consignado en el Plan de Ordenamiento Territorial para el Distrito Capital, o bien que se ajuste a la normatividad nacional sobre la materia.

Cumplida dicha etapa, la Secretaría de Planeación aprueba los planos de loteo y expide la reglamentación urbanística a través de una resolución.

Según María Carolina Castillo, Secretaria del Hábitat, el 21% del Distrito ha sido ocupado de manera informal y para contrarrestar esta situación, ya se han radicado 49 expedientes de los cuales la Secretaría de Planeación ya reglamentó 24 nuevas legalizaciones.

“Este es el primer paso para traer a los bogotanos de la Bogotá informal a la legalidad, al acceso a los servicios públicos, al espacio público, a las condiciones de ciudad que tienen los demás bogotanos”, explicó la Secretaria del Hábitat.