La Policía y el Ejército desactivaron en la mañana de este miércoles un artefacto explosivo que fue ubicado en la vía Ocaña – Aguas Claras.

Las autoridades cerraron el paso vehicular y peatonal en la vía que comunica con el aeropuerto de Ocaña, debido a que el artefacto explosivo se encontraba a lado y lado de la carretera.

Las autoridades investigan la instalación de otros cilindros en diferentes puntos de la zona del Catatumbo.

De acuerdo con el coronel George Quintero, comandante de la Policía de Norte de Santander, esta acción violenta obedece a una retaliación de la banda de ‘Los Pelusos’ ante el decomiso de aproximadamente 500 pimpinas de gasolina de contrabando en Ocaña en las últimas horas.

«Nosotros vamos a continuar con distintos operativos en la zona del Catatumbo, en donde los grupos armados manejan el control del negocio del combustible de contrabando, productos que utilizan para el procesamiento de la coca en sus distintos laboratorios», afirmó el coronel Quintero.