El Vicepresidente de la Républica general (r) Óscar Naranjo presentó oficialmente el Cuerpo Élite para la Paz, como un avance para la terminación del conflicto armado y que tendrá la tarea de desmantelar las organizaciones criminales responsables de homicidios y masacres que vienen atentando contra defensores de los derechos humanos y líderes sociales y políticos en el país.

Por Carlos Martínez

Esta fuerza con un enfoque de prevención, anticipación, protección e investigación criminal de la Policía Nacional, en coordinación con las Fuerzas Militares, la Fiscalía General de la Nación, la Unidad Nacional de Protección y otras instituciones, avanzará en la tarea de ubicar y desmantelar las denominadas organizaciones sucesoras del paramilitarismo y contrarrestar todas aquellas conductas delictivas que amenacen la implementación de los acuerdos y la construcción de la paz que se establecieron en la Habana.

«La premisa aquí es que un país sin conflicto armado con las Farc tiene que ser un país más seguro y menos violento, lo que estamos haciendo con este grupo Élite es dar la garantia que una Unidad así de manera focalizada y con toda las capacidades instiricionales en coordinación con las Fuerzas Militares y la Fiscalía General de la Nación, avanzará en el sometimiento a la ley y la persecusión del crimen organizado», advirtió el Vicepresidente Óscar Naranjo.

Agregó que el Gobierno reitera que este acuerdo debe significar que los colombianos deben estar más seguros y alertó a los criminales que las autoridades serán inflexibles para aplicar sobre ellos toda la persecución militar, policíal y judicial.

A su vez, el general Jorge Hernando Nieto Rojas anunció que al frente de esta Unidad estará el actual director de la Policía Judicial e Investigación e Interpol, Dijin, general Jorge Luís Vargas, quien dispondrá con 1.088 de los más destacados policías de la Institución, entre ellos 120 expertos en investigación criminal y 40 analistas.

El Vicepresidente también indicó que durante su gestión se han impartido directrices para la protección de integrantes de ONGs, lideres sociales y defensores de Derechos Humanos, por lo que se han trazado tres líneas de trabajo como la de verificar rigurosamente las amenazas para que tengan una atención inmediata; se han visitado varias regiones donde más se han presentado este tipo de amenazas para escuchar sus preocupaciones y proponer medidas preventivas, protectivas y hasta medidas de evacuación y reubicación de esos lideres en otros territorios.

«Hemos trabajado en una línea de fortalecimento con la Fiscalía General para asegurarnos que no habrá impunidad», aseguró el Vicepresidente.

También informó que cerca del 47% de casos de homicidios líderes sociales y defendores de Derechos Humamos ya figuran y avanzan en la Fiscalía con la identificación de responsables y procesos de imputación de cargos, por lo que notificó a quienes vienen amenzando a estos lideres que el Gobierno no va a estar como simple observador, sino todo lo contrario, todo el peso de la ley va a recaer contra quienes promueven este tipo de amenazas e instó a la ciudadanía a que denuncie sobre esta clase de intimidaciones para que se pueda dar con el paradero de los responsables.

La Unidad Especial la integrarán además 150 integrantes de un Grupo de Reacción Inmediata, integrado por efectivos del Comando de Operaciones Especiales, Unidad Nacional de Intervención Policial y Antiterrorismo, Comandos JUNGLA y Escuadrones Móviles de Carabineros, bajo la coordinación operativa del coronel William Oswaldo Rincón Zambrano, quien viene de partícipar en la operacion ‘Agamenón’,

«Son 611 integrantes de la ‘Operación Agamenón’, que se desarrolla en Antioquia y Chocó; 30 de la ‘Operación Aquiles’, en bajo Cauca y nordeste antioqueño; 31 de la ‘Operación Atenea’, en los Llanos Orientales; 76 de la ‘Operación Esparta’, en Norte de Santander, y 30 de la ‘Operación Poseidón’, que se lleva a cabo en la zona del Pacífico y que acaba de lanzar una intervención especial en Tumaco y Buenaventura», explico el general Nieto.

Contará con el apoyo de la Unidad Policial para la edificación de la Paz (UNIPEP) y de las direcciones de Seguridad Ciudadana, Carabineros y Seguridad Rural, Investigación Criminal, Inteligencia, Protección y Servicios Especiales, Antisecuestro y Antiextorsión, Antinarcóticos y Tránsito y Transporte, todo enmarcado dentro del Plan Institucional de Consolidación Territorial, integrado por los planes ‘Victoria’, de las Fuerzas Militares, y ‘Comunidades Seguras y en Paz’, de la Policía Nacional, que comprometen a 80.000 hombres y mujeres que brindan seguridad en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización y en los 160 municipios priorizados.

Finalmente, el Director de la Policía indicó que gracias al trabajo articulado con la Fiscalía se han esclarecido 32 de los 84 asesinatos cometidos entre 2016 y en lo que va corrido del presente año, según registros de las Naciones Unidas.