–“Frente a la noticia divulgada por el diario El Mundo de España sobre una supuesta donación a la Campaña Santos Presidente 2010 por parte de las compañías Canal Isabel II y Triple A se manifiesta con total claridad que esta Campaña no recibió donaciones de dichas empresas».

Así lo aseguró el exgerente de la campaña del presidente Juan Manuel Santos y actual director de la DIAN, Santiago Rojas en un comunicado, en el cual complementa:

«La noticia menciona que tres personas naturales supuestamente vinculadas a esas compañías hicieron donaciones individuales a la Campaña. Como es de público conocimiento la Campaña recibió donaciones de más de 500 personas naturales. Las donaciones de las tres personas mencionadas en la noticia de prensa fueron debidamente reportadas al Consejo Nacional Electoral y se recibieron con el cumplimiento de los requisitos legales. Cada una fue por 25 millones de pesos, cifra inferior a los doscientos millones de pesos que era el límite autorizado por la ley para cada donación individual. Dichos aportes fueron realizados a través de cheques de cuentas bancarias colombianas certificadas como suyas por las entidades bancarias correspondientes. Además, los donantes certificaron que la donación la hicieron a título personal y con recursos propios y surtieron el trámite previo de verificación de los requisitos legales por un oficial de cumplimiento».

LO QUE DIJO EL DIARIO EL MUNDO

En su edición web el diario El Mundo de España afirmó que «directivos del Canal de Isabel II en Latinoamérica financiaron campañas de políticos colombianos, entre los que se encuentra el actual presidente del país, Juan Manuel Santos».

Agrega que al menos tres altos cargos de Triple A, la filial estrella en Colombia de la empresa pública madrileña, pagaron en el año 2010 un total de 75 millones de pesos para la campaña presidencial.

Ex trabajadores y directivos del Canal entrevistados por este periódico aseguran que el dinero provenía de contratos amañados. Fuentes de Triple A con las que ha podido contactar este periódico en España y Colombia explicaron que la financiación de campañas también alcanzó al actual alcalde de Barranquilla, Alejandro Char.

El diario español hace la siguiente relación sobre el hecho:

Con este político, además, se reunieron Ignacio González; el ex presidente del Canal en Latinoamérica Edmundo Rodríguez, y el ex gerente Ildefonso de Miguel, entre otros imputados del caso Lezo, en el viaje a Cartagena de Indias de 2009 donde el ex presidente madrileño fue espiado. Fue el propio De Miguel quien reconoció esa reunión el año pasado en la Asamblea de Madrid.Durante estos últimos días, las fiscalías anticorrupción de España y Colombia han trabajado conjuntamente. Se han practicado registros en las oficinas de Triple A y en varios domicilios, entre ellos el de Edmundo Rodríguez, donde se hallaron 280.000 euros escondidos.

Según uno de los ex trabajadores consultados por este diario, cuya identidad prefiere no revelar por miedo a represalias, entre 2010 y 2015 «se presentaron muchos movimientos de dinero en efectivo. La clave la tiene Ramón Navarro, que fue gerente general durante 12 años. Él decía en reuniones con Edmundo o con Julia Serrano [la actual gerente general de Triple A] que el dinero era para este tipo de campañas políticas».

Ramón Navarro precisamente fue destituido de Triple A el año pasado tras aparecer en los papeles de Panamá como propietario junto a su mujer de una sociedad opaca en las Islas Vírgenes.

«En esa campaña de Santos de 2010 los pagos se fraccionaron. Triple A pagó alrededor de 150 millones de pesos, pero se dividieron entre varias personas para que se realizaran donaciones más pequeñas y a nivel individual que no llamaran la atención», explica.

Financiadores de la campaña Pasadas las elecciones presidenciales se conoció la lista de 500 financiadores de la campaña, a la que ha tenido acceso este periódico, donde se encuentran Julia Serrano, que en la actualidad es gerente general y entonces era gerente financiera; Jorge Navia, entonces gerente de Regulación y Aseo, y Cecilia Donado, que en 2010 era directora de Tesorería y actualmente es la gerente financiera de Triple A.

Estos tres directivos realizaron sendas aportaciones a la campaña de Santos que en total sumaban 75 millones de pesos colombianos. En el año 2010, al cambio de entonces, esa cantidad supuso unos 41.000 dólares. Cada uno de los tres colaboró con 25 millones de pesos. Lo más llamativo es que, en los casos de Julia Serrano y Jorge Navia, esa cifra suponía el equivalente a tres meses de su salario, mientras en el de Cecilia Donado era cinco veces su sueldo, según cuenta otra de las personas que ha trabajado con estos tres directivos.Para sacar el dinero de las arcas de la empresa, se usaron sobre todo dos métodos, siempre según esta fuente: «Para justificar las salidas de efectivo de Triple A firmaron contratos ficticios de obras que nunca se hacían, obligando a algunos de los gerentes a firmar esos proyectos.

Eran contratos camuflados de asesorías para obras que jamás se realizaban, o precios inflados de obras que se realizaban con peor calidad de la presupuestada; esos eran generalmente los métodos más utilizados».Las mayores salidas de dinero llegaron en la huida hacia delante de los ejecutivos del Canal en Latinoamérica, estos últimos años, cuando se volvieron menos cautelosos y realizaron operaciones como la compra de la sociedad brasileña Emissão, que investiga la Audiencia Nacional.

«Entre julio y noviembre o diciembre de 2015, estando en elecciones para alcaldes y gobernadores, fueron los movimientos de dinero más evidentes, además de la primera campaña de Santos (la de 2010)», añade el testigo. «Ahí se escuchaba a Edmundo y Ramón Navarro hablar de pagos a políticos, y se trasladaban cantidades de dinero en efectivo en los propios vehículos de Triple A».

Otro financiador de campañas ha sido William Vélez, uno de los empresarios más ricos de Colombia, supuestamente relacionado con los paramilitares. Según diferentes medios colombianos, como El Tiempo, Vélez ha compartido negocios y colaborado en campañas del ex presidente Uribe. Además de ser socio del Canal, recibía más de 60 millones de euros anuales por un contrato de recogida de basuras en Barranquilla.