–Una investigación por supuesta obstrucción a la justicia abrió contra el presidente Donald Trump el fiscal especial de EE.UU. Robert Mueller, encargado de indagar posibles colusiones entre la campaña del mandatario y Rusia.

Tras publicarse la información en los tres diarios estadounidenses más influyentes,The Washington Post, The New York Times y The Wall Street Journal, el presidente Trump reaccionó este jueves por la mañana en su cuenta de Twitter diciendo:

“Se inventaron una falsa colusión con la historia sobre Rusia, encontraron cero pruebas, así que ahora van tras la obstrucción de justicia en la historia falsa. Que bien”.

De acuerdo con la información de los tres diarios, el fiscal especial Robert Mueller tiene previsto entrevistar a tres funcionarios del gobierno de Trump que no estuvieron involucrados en la campaña: Dan Coats, director de Inteligencia Nacional; Michael Rogers, jefe de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) y Richard Ledgett, ex subdirector de la NSA.

El Post, citando sus fuentes, señala la decisión de Mueller, exdirector del FBI, de investigar la conducta de Trump, marca un antes y un después en la investigación desarrollada este año por el FBI sobre la supuesta injerencia de Moscú en las elecciones presidenciales de EE.UU. del pasado noviembre y en la posible coordinación entre el equipo de Trump y el Kremlin.

De acuerdo al Post y el Wall Street Journal, Ledgett escribió un memo describiendo una llamada telefónica que Trump hizo a Coats en la que el presidente le pide que diga públicamente que su campaña no se confabuló con Rusia.

El Post asegura que Trump hizo un pedido similar en otra llamada diferente a Rogers.

Investigadores del caso también han buscado evidencias sobre posibles crímenes financieros entre los asociados de Trump, según funcionarios citados por el periódico norteamericano.

Aunque el mandatario estadounidense recibió garantías privadas del exdirector del FBI, James Comey, de que él no estaba bajo investigación, las fuentes del diario indican que esto cambió poco después del despido de Comey.

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, criticó la historia del Post por considerarla una “acusación infundada”.

“Todavía no hay evidencia de obstrucción, y los actuales y anteriores líderes en la comunidad de inteligencia repetidamente han dicho que de todas formas no hubo esfuerzos para impedir la investigación”, señaló McDaniel en un comunicado. (Con información de la VOA, RT y agencias)