Foto: nacionesunidas.org.co

La Misión de la ONU entregó este lunes a 305 guerrilleros de las FARC un certificado de que ya dejaron sus armas, por lo que podrán iniciar el acceso a los beneficios acordados y hacer su ruta de reintegración.

El jefe de los observadores de la Misión de Naciones Unidas en Colombia, general Javier Pérez Aquino, fue el encargado de entregar los certificados, según detalló la entidad en un comunicado.

Siguiendo con los protocolos y acuerdo del proceso de Dejación de Armas, después de recibir el certificado los guerrilleros recibieron la acreditación de parte del alto comisionado para la Paz, Sergio Jaramillo, necesario para acceder a los beneficios y la ruta de la reintegración acordada.

En este sentido el miembro del Secretariado (mando) Julián Gallo Cubillos, alias «Carlos Antonio Lozada», explicó a través de su cuenta de Twitter que esos 305 guerrilleros realizarán un curso de seguridad para trabajar como escoltas.

«Mi corazón se llena de orgullo al ver a mujeres y hombres de las FARC comprometidos con la paz. ¡Gracias muchachos por su entrega!», escribió «Lozada».

Este lunes el Ministerio de Defensa anunció que durante los próximos 60 días las Fuerzas Militares, Planeación Nacional y la Oficina del Posconflicto, crearán una estrategia de seguridad para los próximos tres años en las zonas veredales.

Denominado como el ‘Plan Irene’, está divido en dos fases, una en la que se definió que la Policía permanezca en las 26 zonas veredales durante tres años más, luego de que se termine su figura jurídica, el 31 de agosto.

En segundo término se definirá en los próximos dos meses cuáles de esas 26 zonas necesitan presencia de la policía y de las diferentes fuerzas.
Para el ministerio, esta estrategia de seguridad debe estar lista para el mes de agosto, y defina una radiografía nacional de seguridad tras la desmovilización de las Farc. Con EFE