Consejo de Estado condena a la Nación por mujer que murió por pinzas dejadas en su cuerpo

Este martes la Sección Tercera del Consejo de Estado condenó a la Nación por el caso de una mujer que murió luego de que le descubrieran unas ‘pinzas’ de cirugía en su cuerpo desde hace varios años en Ibagué. El Estado deberá pagar más de 503 millones de pesos a la familia de la víctima.

El Consejo de Estado toma la decisión al considerar la responsabilidad que tuvieron el grupo médico que atendió a la mujer, que nunca se dio cuenta del cuerpo extraño que le habían dejado, lo que provocó su muerte.

Todo esto sucedió en el Hospital La Candelaria de Purificación, lugar donde fue recibida la paciente por fuertes dolores abdominales y tras hacerle pruebas y exámenes determinaron practicarle una cirugía, extrayéndole dos cálculos y la vesícula.

Tres días posteriores los médicos establecieron que no había irregularidades adicionales, pero pasaron por alto la anomalía en el cuerpo de la mujer.

Nueve meses después de esta cirugía, la paciente presentó una pérdida corporal de 15 kilos e ingresó al Hospital Federico Lleras Acosta en donde tras exámenes practicados y una radiografía en junio de 2003 se evidenció la existencia de un cuerpo extraño (pinza) en su organismo y según las investigaciones lo tenía desde el año 1984.

Según el Consejo de Estado: “la prestación de servicio no fue la adecuada por lo que no fue eficaz, oportuna e integral como lo señala la ley, debido a que no se agoraron todos los esfuerzos y recursos médicos de las instituciones a cargo”.