El 11 de mayo de este año, dos hombres que se identificaron como miembros de la Sijín de la Policía Nacional llegaron hasta una finca del oriente antioqueño e inmovilizaron a un ciudadano extranjero, a quien le exigieron la suma de 250 millones de pesos a cambio de no atentar contra su vida y para no crearle un falso proceso judicial.

Para liberar a la víctima, los delincuentes recibieron 50 millones de pesos y le manifestaron que lo contactarían para recibir el resto del dinero.

Este viernes 2 de junio, en zona rural del municipio de Rionegro (Antioquia), en un operativo adelantado por servidores del CTI adscritos al Gaula Oriente con apoyo del Ejército Nacional, fueron capturados en flagrancia Jhon Mauricio Avendaño Monsalve y Carlos Enrique Sarmiento Trillos, patrulleros de la Sijín de Policía Metropolitana del Valle de Aburrá, cuando recibían 20 millones de pesos producto de la extorsión.

En la acción fue recuperada una pistola, una grabadora, una cámara tipo espía y se inmovilizaron un vehículo y una motocicleta.

Avendaño Monsalve y Sarmiento Trillos no se allanaron a los cargos que les imputó la Fiscalía por los delitos de secuestro, concierto para delinquir agravado y extorsión. Los procesados fueron cobijados con medida de aseguramiento intramuros por el Juzgado 43 Penal Municipal de Medellín, con funciones de control de garantías.