–Para hacer una «limpieza total» del claustro, ante una alarmante ola de atracos, amenazas, comercio de mercancía ilegal y sustancias psicoactivas y desórdenes por el consumo de licor y la realización de «rumbas», la rectoría de la Universidad de Antioquia determinó cerrar sus instalaciones en la ciudad de Medellín por tres días a partir de este viernes.

“Estos hechos han materializado riesgos que, además de afectar el normal desarrollo de las actividades universitarias, generan gran preocupación entre la comunidad», afirmó el comité rectoral en un comunicado.

«Nos duele registrar que al interior del campus universitario se presenten acciones delictivas que generan peligro para quienes convivimos en este espacio, provocadas por unos pocos, la mayoría externos a la Universidad”, puntualizó.

El texto integral del comunicado es el siguiente:

La Universidad de Antioquia, fiel a su naturaleza, continuará con el desarrollo de sus ejes misionales de docencia, investigación y extensión, y adelantando acciones de bienestar para todos los integrantes de la Institución con el fin de consolidar su papel formador y su invaluable aporte a la sociedad a lo largo de sus 213 años de historia.

El Comité Rectoral de la Universidad de Antioquia informa el cierre de la ciudad universitaria -su sede central en Medellín- durante los días 2, 3 y 4 de junio del presente año con reapertura el lunes 5 de junio a las 5:45 a.m. Esta decisión administrativa, la primera de una serie de medidas que serán implementadas, responde a razones de seguridad y protección de los miles de estudiantes, profesores, empleados, egresados y visitantes que habitan y recorren diariamente este campus. Se trata de disposiciones planificadas que surgen de un detallado examen estructural de situaciones irregulares que se han vivido en algunos sectores de la ciudad universitaria.

Desde hace varios años en el campus central de la Universidad se vienen presentando fenómenos que se apartan de los ejes misionales de la Institución, entre los que se cuentan la venta y el consumo de licor y sustancias psicoactivas, el comercio de mercancías ilegales, hurtos, amenazas y la realización de las denominadas “rumbas”. Estos hechos han materializado riesgos que, además de afectar el normal desarrollo de las actividades universitarias, generan gran preocupación entre la comunidad. Nos duele registrar que al interior del campus universitario se presenten acciones delictivas que generan peligro para quienes convivimos en este espacio. Se trata de situaciones provocadas por unos pocos, la mayoría externos a la Universidad, que no pueden continuar y mucho menos opacar el gran valor de la Institución en sus distintos ámbitos.

Como resulta lógico y necesario, las decisiones que se tomen estarán acompañadas de las autoridades estatales, quienes tienen el conocimiento y los medios para materializarlas en aquellos casos que desborden la capacidad operativa y logística de la Institución. En este sentido, durante estos días de cierre, al lado de las autoridades competentes y en compañía del ministerio público, se realizarán labores de inspección y registro en el campus principal de la Universidad. Se trata de acciones fundamentadas en la legalidad que responden a los estatutos universitarios, que velarán por el respeto y la protección de los derechos humanos, y que buscan el bienestar de la comunidad que hace parte, visita y convive en la ciudad universitaria de la Alma Máter.

El Comité Rectoral de la Universidad de Antioquia hace un llamado a estudiantes, profesores, empleados administrativos, egresados, padres de familia y a la comunidad en general, para que se solidaricen con las decisiones, valoren su sentido y las adopten y respalden, todo con el fin de evitar que este espacio universitario desvíe su sentido original y pueda continuar ocupándose, como debe ser, de sus funciones principales: la formación integral de ciudadanos y la generación de nuevos conocimientos. Convocamos a la sociedad en pleno para que demuestre públicamente su aprecio, respaldo y respeto por nuestra Alma Máter.

La Universidad de Antioquia, fiel a su naturaleza, continuará con el desarrollo de sus ejes misionales de docencia, investigación y extensión, y adelantando acciones de bienestar para todos los integrantes de la Institución con el fin de consolidar su papel formador y su invaluable aporte a la sociedad a lo largo de sus 213 años de historia.