En el marco del proceso de revocatoria del mandato del alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, la tutela que presentó el concejal Holman Morris que buscaba que el Consejo Nacional Electoral (CNE) no intervenga en el proceso fue negada por el Tribunal Administrativo de Cundinamarca.

Según con el alto tribunal, la tutela no tenía objeto, puesto que días después se superó la motivación de Morris con la determinación del CNE de declararse competente para revisar los procesos revocatorios.

De igual forma, la solicitud del CNE, que pidió una compulsa de copias a la Fiscalía y la Procuraduría para que se inicie una investigación a Morris, también fue rechazada por el Tribunal.

Esta podría no ser la única tutela que se presente para acelerar u obstaculizar la llegada a las urnas, lo que hace recordar la muy similar “tutelatón” contra el exalcalde Gustavo Petro.

Mientras tanto, el alcalde Peñalosa, a través de su equipo jurídico, interpuso una acción en la que pide que se respete su derecho fundamental a elegir y ser elegido. Ese proceso también es estudiado por el Tribunal Superior de Bogotá.