Coronel retirado del Ejercito es involucrado en financiamiento de falsos positivos

junio 11, 2009 3:20 pm

La Fiscalía dio a conocer un testimonio de un militar según el cual, un coronel del Ejército pagó más de dos millones de pesos para que un grupo de reclutadores llevara mediante engaños a dos jóvenes de Soacha, Cundinamarca, que luego fueron presentados como muertos en combates en Ocaña, Norte de Santander.

En una audiencia de imputación de cargos, se reveló la declaración del sargento John Jairo Muñoz, quien afirmó ante la Procuraduría que el coronel retirado Gabriel Rincón Amado le entregó un sobre con dos millones 200 mil pesos para pagar por los dos jóvenes que posteriormente fueron asesinados.

De acuerdo con los testimonios y las evidencias halladas por la Fiscalía, la persona que hizo el pago para que fueran reclutados los jóvenes Julio Cesar Meza y Jonathan Soto, fue el coronel retirado del Ejército Gabriel Rincón Amado, adscrito a la Brigada Móvil 15.

En la misma declaración, el sargento Muñoz, afirma que luego del asesinato de los dos jóvenes, el coronel Rincón sonrió y le dijo que todo había salido bien.

“Como a la una de la mañana me enteré que el grupo especial Espada había reportado dos muertos en combates. Luego entré a la sala donde se hacen los programas con las unidades y se encontraba mi coronel Rincón, me miró, se sonrió y me dijo que todo había salido bien”, sostuvo el sargento Muñoz ante la Procuraduría.

Durante la audiencia, la Fiscalía formuló imputación de cargos en contra del coronel Gabriel Rincón Amado y el soldado profesional Medardo Ríos como supuestos responsables de los delitos de homicidio agravado, desaparición forzada agravada y concierto para delinquir

Los comentarios están cerrados.