Están arrojando lixiviados sin tratar al Río Tunjuelo: Concejal Antonio Sanguino

mayo 18, 2009 6:25 am

El Concejal Antonio Sanguino denunció que se están produciendo vertimientos ilegales del líquido residual producido por el Relleno Doña Juana al Río Tunjuelo. “El tratamiento de lixiviados que se realiza en el día es contrario al realizado en la noche, donde se aumenta la concentración y el caudal de lixiviados generando vertimientos del líquido sin tratamiento alguno y por fuera de las normas vigentes.

En otras palabras, estos líquidos con alto grado de contaminación, son depositados directamente al Río Tunjuelo y por ende al Río Bogotá, lo que representa un crimen ambiental para la ciudad” comentó Sanguino. Esta afirmación del Concejal se sustenta en las mediciones realizadas por la Empresa de Acueducto en los años 2007 y 2008 y en denuncias de los habitantes del sector y de organizaciones ambientales.

Pero además, desde el inicio de la operación, La Planta no ha contado con la capacidad para tratar el volumen de lixiviados que genera el Relleno Doña Juana. “La planta fue concebida para tratar 8 L/seg, y actualmente trata en promedio de 12 a 17 L/seg, es decir, que durante los últimos 7 años, la planta ha sido ineficiente para el tratamiento de líquidos residuales del Relleno Doña Juana”, afirmó Sanguino.

A pesar de ello, la UAESP acaba de prorrogar por un año más la operación de La Planta de Lixiviados a la firma STL S.A. E.S.P quienes se han presentado a dos licitaciones (2007 y 2008) declaradas desiertas por la UAESP, por “incapacidad técnica de los proponentes”. “¿Cómo se entiende tamaña contradicción? Se preguntó Sanguino.

El Cabildante también denuncia protuberantes irregularidades en la licitación 001 del 2002 que concesionó el servicio de Recolección de Basuras, Barrido y Limpieza de la ciudad a las empresas ATESA, Ciudad Limpia, Aseo Capital y Lime. “En estos seis años las empresas de aseo han incrementado sustancialmente sus ganancias porque se han apropiado de millonarios excedentes generados por la operación; y han evadido con la anuencia de la UAESP, las disposiciones de la Comisión de Regulación de Agua Potable y Saneamiento Básico en materia de descuentos para los usuarios que habitan en propiedad horizontal. Todo esto en detrimento del bolsillo de los usuarios y del patrimonio de Distrito”, aseguró Sanguino.

Además, el Distrito enfrenta tres demandas ante el Tribunal de Cundinamarca, una de ellas fallada en primera instancia que condena al Distrito a pagar 17 mil millones de pesos, por presuntas irregularidades presentadas en el proceso de estructuración y otorgamiento de dicha licitación.

“A pesar de las altas tarifas de aseo que pagamos los Bogotanos, la ciudad se encuentra con la basura hasta el cuello, por el ineficiente servicio de recolección, barrido y limpieza de las empresas operadoras. Todo esto huele muy mal”, concluyó el concejal.

Los comentarios están cerrados.