Alfonso López Caballero, precandidato liberal, dice que no le hará oposición a Uribe

mayo 4, 2009 11:04 am

El aspirante presidencial por el liberalismo, Alfonso López Caballero, anunció este lunes en Radio Santa Fe que no hará oposición radical al presidente Alvaro Uribe Vélez, a quien le reconoció importantes decisiones y añadió que se preocupará más por ofrecer alternativas que por “atacar” al jefe del Estado.

El ex ministro, exembajador en Londres, hijo del expresidente Alfonso López Michelsen, fue el último en inscribir su precandidatura para la consulta liberal. Disputará la nominación con otros 6 aspirantes: los senadores Héctor Helí Rojas y Cecilia López, el ex Fiscal Alfonso Gómez Méndez, el ex constituyente Iván Marulanda, el ex ministro Rafael Pardo y el exgobernador de Antioquia Aníbal Gaviria Correa.

López Caballero, quien se concibió “como una nueva alternativa para enriquecer el debate, admitió que no será nada fácil enfrentar a Uribe que actualmente “ocupa todo el espacio político” en el país, con una inmensa popularidad, pero se declaró confiado en que el primer mandatario reconocerá que una nueva reelección no es buena ni sana para la democracia colombiana.

Recalcó, además, que hay «mucha gente pensante» que considera que no es conveniente la reelección, entre ellos la iglesia católica, el gobierno de Estados Unidos, muchos de los gremios, e inversionistas extranjeros muy importantes.

«Para ellos lo importante es la estabilidad y la estabilidad la dan instituciones fuertes. Las instituciones tienen que ser más fuertes que las personas», puntualizó.

“Un país como este, necesita la estabilidad con instituciones fuertes. Por eso pienso que la reelección no es buena”, agregó.

Destacó que en el país se está dando un fenómeno curioso: la gente reconoce que el presidente ha hecho cosas muy importantes, pero también que es inconveniente otra reelección.

“Hay un uribismo no reelecionista”, subrayó.

Además advirtió que dentro de un año, cuando se realizarán las elecciones presidenciales, las condiciones del país serán muy distintas a las de hoy y el pueblo colombiano no respaldará, como hasta ahora, al presidente Uribe.

“Estos años han sido de bonanza, de crecimiento, pero en los próximos meses la situación comenzará a cambiar negativamente por cuenta de la crisis económica mundial”, advirtió López Caballero.

Establecio que la seguridad, programa bandera de Uribe, cuyos resultados nadie desconoce, está cambiando. Mejoró en los sectores rurales, por cuenta de la mano dura aplicada por el presidente contra la guerrilla, pero en las grandes ciudades está totalmente resquebrajada, como consecuencia de la delincuencia común.
“La gente en las ciudades se considera insegura”, precisó.

Añadio que en este campo se requieren medidas represivas a la par con las disuasivas, el incremento de penas, el fortalecimiento de los sistemas de vigilancia electrónica y un esfuerzo muy grande para preparar a la juventud a fin de que encuentre trabajo y ocupaciones productivas.

Consideró indispensable también enfrentar con decisión el grave problema de los desplazados, que ha generado una critica situación social.

En su corto esbozo sobre su eventual programa de gobierno también dijo que comenzará por enfrentar la caída de las exportaciones que provocará la crisis en la economía mundial, fortaleciendo la demanda interna y aplicando políticas fiscales agresivas.

López Caballero admitió que comienza un poco tarde su campaña y que tendrá que hacer un esfuerzo grande para ganar terreno, no solo a Uribe, sino a los que ya están en plena contienda, pero se mostró optimista de lograrlo, en desarrollo de un recorrido “palmo a palmo” que hará por todo el país, planteando soluciones a los graves problemas de la nación.

Los comentarios están cerrados.