Israel sigue los bombardeos y prepara ofensiva terrestre en Gaza; Hamás convoca nueva Intifada

israel-2–El Gobierno israelí se prepara para lanzar una nueva ofensiva, esta vez por tierra, en la Franja de Gaza, para lo cual llamo a 6.500 reservistas. La Fuerza Aérea israelí volvió a bombardear esta madrugada Gaza, apuntando a sedes del movimiento islamista Hamás, así como contra lanzaderas de cohetes y carreteras, en la segunda jornada de ofensiva sobre la franja.

Mientras tanto, desde Damasco, el máximo líder del grupo islamista palestino Hamás, Jaled Meshaal, convocó este domingo a sus partidarios para una nueva Intifada contra Israel.

El sector vivió el sábado uno de los días más sangrientos de los 60 años del conflicto israelí-palestino, pues el bombardeo masivo lanzado por Israel dejo más de 280 muertos y unos 900 heridos, principalmente en la ciudad de Gaza.

El primer ministro israelí, Ehud Olmert, aseguro este domingo que su Gobierno manejará la situación «con sensatez, paciencia y firmeza» hasta «alcanzar los resultados deseados», aunque ha advertido de que la ofensiva «puede prolongarse durante mucho tiempo».
Por su parte, el ministro de Defensa, Ehud Barak, dijo que el Ejército ha desplegado en torno a Gaza a cientos de soldados de infantería y cuerpos acorazados ante una invasión terrestre, pues Israel «profundizará y ampliará su operación lo que sea necesario».
Por ello, el consejo de ministros israelí de hoy aprobo la llamada a filas de unos 6.500 reservistas en preparación a una eventual incursión militar terrestre en la franja de Gaza.
HAMAS CONVOCA NUEVA INTIFADA
–El máximo líder del grupo islamista palestino Hamás, Jaled Meshaal, convocó este domingo a sus partidarios para una nueva Intifada contra Israel tras los ataques que se registraron en las últimas horas en Gaza y que han causado más de 280 muertos.

En su llamamiento, que hizo en una entrevista a la cadena de televisión qatarí Al Yazira, Meshaal expresó la necesidad de devolver «duramente» los ataques de las últimas horas contra Gaza y que Israel sienta en carne propia el sufrimiento de los palestinos.
Meshaal, que vive exiliado en Damasco, dijo que los israelíes tendrán que beber «del mismo vaso» que están bebiendo ahora los palestinos por la serie de bombardeos que sufrió hoy la franja de Gaza.

«Convoco a todos (los palestinos) para una tercera Intifada» contra Israel, afirmó el líder de Hamás, que añadió que esos ataques incluirán operaciones suicidas.

La primera Intifada se desarrolló entre 1987 y 1993 y la segunda fue lanzada en septiembre de 2000.

En la entrevista, Meshaal hizo un llamamiento a la unidad entre los palestinos para terminar con «esta masacre» que está sufriendo la población de Gaza.

Desde Riad, donde se encontraba hasta esta noche de visita oficial, el presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP), Mahmud Abás, condenó «rotundamente» el ataque sobre Gaza e instó a Israel a que lo detenga «inmediatamente», según dijo a Efe su portavoz Nabil Abú Rodaina.

«Mahmud Abás condena de forma rotunda la agresión israelí y pide a Israel que la pare inmediatamente», agregó el portavoz.

Líderes regionales han hecho llamamientos para una reunión urgente de los países árabes a fin de analizar una respuesta ante el ataque israelí contra Gaza.

ONU PIDE CESE INMEDIATO

–El Consejo de Seguridad de la ONU expresó su «seria preocupación por el recrudecimiento de la situación en Gaza», donde en las últimas horas han muerto al menos 280 personas, y pidió a israelíes y palestinos «un cese inmediato de toda violencia».

Los miembros del Consejo instaron también «a todas las partes a atender las graves necesidades humanitarias y económicas en Gaza, y a tomar las medidas necesarias, incluida la apertura de los pasos fronterizos, para garantizar la continuada provisión de suministros humanitarios».

Al término de la reunión de urgencia que durante cinco horas mantuvieron los quince miembros del Consejo de Seguridad, su presidente de turno, el embajador de Croacia ante la ONU, Neven Jurica, hizo pública una declaración conjunta en la que se detalla que la libre provisión de suministros humanitarios debe incluir «alimentos, combustible y prestación de asistencia médica».

En esa declaración, los miembros del Consejo también instaron a las partes «a que pongan fin inmediatamente a todas las actividades militares».

Igualmente, subrayaron «la necesidad de la restitución de la calma en su totalidad, lo que abrirá el camino para encontrar una solución política a los problemas existentes».

El embajador de Estados Unidos ante la ONU, Zalmay Khalilzad, afirmó en declaraciones a la prensa posteriores a la reunión que su país «quiere que termine la violencia y que se atiendan las necesidades humanitarias de los palestinos», pero «es necesario que cesen los ataques con cohetes a Israel», porque ese país «tiene derecho a defenderse».

Insistió además en la necesidad de tener en cuenta la «secuencia» de los hechos, ya que «el lanzamiento de cohetes es lo que ha desencadenado la violencia actual».

Por su parte, el representante de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) ante la ONU, Ryad Mansur, resaltó la importancia de que el Consejo haya aprobado una declaración conjunta «pidiendo el inmediato cese del fuego sobre los palestinos».

«Si Israel no atiende las peticiones de la comunidad internacional de parar su agresión en un plazo de entre 24 y 48 horas, les puedo asegurar que volveremos a tocar la puerta del Consejo para lograr que Israel respete la petición del alto el fuego inmediato», añadió

LLAMADO DEL PAPA

–El papa Benedicto XVI instó este domingo a la comunidad internacional a que ayude a solucionar el conflicto entre israelíes y palestinos, privilegiando siempre la vía del diálogo y de las negociaciones.

«Pido a la comunidad internacional que no deje de intentar ninguna vía para ayudar a los israelíes y los palestinos a salir de este callejón oscuro y a no resignarse a la lógica perversa del enfrentamiento y de la violencia», dijo el Pontífice durante el tradicional rezo del Angelus.

Desde el balcón de su habitación en San Pedro del Vaticano, Benedicto XVI imploró «el fin de la violencia, a la que hay que condenar en todo tipo de manifestación, y la reanudación de la tregua en la franja de Gaza».

«Pido una muestra de humanidad y de sabiduría en todos aquellos que tienen responsabilidad sobre la situación», añadió.

El llamamiento del Papa se produce al día siguiente de que Israel iniciase un bombardeo masivo en Gaza que, hasta al momento, ha causado 282 muertos y 900 heridos.

«Estoy profundamente apenado por los muertos, los heridos, los daños materiales, los sufrimientos y las lágrimas de las poblaciones víctimas de este trágico sucederse de ataques y de represalias», afirmó.

«La patria terrenal de Jesús no puede seguir siendo testimonio de tanto derramamiento de sangre, que se repite sin fin», agregó Benedicto XVI, quien rogó a la Sagrada Familia que ayude a llevar la paz a Tierra Santa.

Según el Papa, Tierra Santa, que «se ha visto golpeada de nuevo por un estallido de inaudita violencia», está estos días en el centro de los pensamientos y los corazones de los fieles católicos de todas partes del mundo