Nuevo Procurador Ordoñez se defiende: en Colombia no hay delito de opinión

–“No hay inhabilidad ética ni constitucional por las convicciones”, afirmo el nuevo procurador general de la nación, Alejandro Ordoñez Maldonado, cuya elección fue cuestionada por algunos congresistas del Polo Democrático.

“Las concepciones políticas de Alejandro Ordóñez lo han conducido a perseguir a quienes no piensan como él, a violar normas fundamentales de la Constitución y a contradecir en materia grave el programa del Polo”, señalaron los senadores de este partido Luis Carlos Avellaneda y Jorge Enrique Robledo.

Ordoñez Maldonado, quien fue elegido por unanimidad, pues solo tuvo un voto en contra, que fue depositado a favor del otro candidato Camilo Gómez, les advirtió a los contradictores que en Colombia no hay delito de opinión.

Cuando se le pregunto sobre el tema de los llamados falsos positivos y las desapariciones, el nuevo jefe del ministerio publico indicó asimismo que «el tema primordial de la Procuraduría tiene que ver con la defensa de los Derechos Fundamentales y que por lo tanto esos temas tendrán que abocarse con toda la efectividad que el ordenamiento juridico impone.

Añadio que las víctimas de agentes del Estado tendrán en las Procuraduría una entidad que trabajara «con eficacia y prontitud» para que los hechos contra la población civil no se sigan dando.

Tal como oportunamente lo informo el Noticiero Santa Fe, la plenaria de Senado eligió con 81 votos al jurista Ordóñez Maldonado, candidato del Consejo de Estado, como nuevo Procurador General, para el periodo de 2009 – 2013.

El nuevo procurador señalo que sus compromisos serán con el equilibrio, con la independencia, con la ponderación, con el respeto que debe caracterizar al Ministerio Público, “Esa será mi razón de ser”, subrayó.

Ordoñez Maldonado anuncio que presentará un proyecto mediante el cual le quita la facultad al ministerio publico para investigar a los congresistas y se la deja por entero a la Corte Suprema de Justicia.

«Me comprometo a propiciar y diseñar esquemas jurídicos que desmonten esa potestad que tiene el Procurador frente a los congresistas (…) lo dije y lo repito es un adefesio que deslegitima la función en este sentido», señaló.

Añadio que la potestad de investigar a los parlamentarios deslegitima el ejercicio de papel del Procurador, refiriéndose a los cuestionamientos hechos durante los últimos días en los que se mencionó que los congresistas estarían condicionando su voto por Ordóñez a la entrega de burocracia en la Procuraduría.

Ordóñez Maldonado, es doctor en derecho y ciencias políticas, con especialización en derecho administrativo. En su trayectoria profesional sobresale su cargo en el 2001 como Presidente de la Sección Segunda del Consejo de Estado.

Durante la elección se registraron votos nulos y uno por el ex comisionado de Paz, Camilo Gómez, candidato de la Corte Constitucional , para un total de 85. Germán Bustillo, nominado por la Presidencia , no obtuvo ningún voto.

El senador Gustavo Petro, quien se aparto de la posición asumida por sus colegas Avellaneda y Robledo y voto por Ordoñez, explicó que entre las razones por las cuales, 7 de los 10 senadores del Polo votaron a favor del Ordóñez, sobresalen el compromiso que asumió a favor de los integrantes de grupo LGTB, la garantía para la equidad de género en el Estado y la promesa de de hacer de la Procuraduría una institución cabal en el rescate y la garantía de los derechos humanos de los colombianos.

El siguiente es el texto completo de la constancia radicada por los dos senadores del Polo, Luis Carlos Avellaneda y Jorge Robledo:

“POR QUÉ NO VOTAMOS POR ALEJANDRO ORDÓÑEZ

Senadores Luis Carlos Avellaneda y Jorge Enrique Robledo

Sesión Plenaria del Senado, 11 de diciembre de 2008.

Por las siguientes razones principales, apelamos a la Objeción de Conciencia para apartarnos del punto de vista de la mayoría de la bancada del Polo Democrático Alternativo en el Senado, en relación con la elección del próximo Procurador General de la Nación ,
No es por sus concepciones religiosas que nos negamos a votar por Alejandro Ordóñez, pues los criterios democráticos y la Constitución Política de Colombia establecen el derecho ciudadano a pensar y actuar de acuerdo con la libertad de cultos, concepción que además hace parte de nuestro Ideario de Unidad, el programa del Polo Democrático Alternativo.
Nuestra posición se origina en que las concepciones políticas de Alejandro Ordóñez lo han conducido a perseguir a quienes no piensan como él, a violar normas fundamentales de la Constitución y a contradecir en materia grave el programa del Polo.

No es creíble la afirmación de Alejandro Ordóñez, expresada en el recinto del Senado, de que no pone en riesgo la objetividad e imparcialidad de sus decisiones como Procurador porque se atendrá a la Constitución. Pues , como es sabido, las normas constitucionales son interpretadas por quienes las aplican, interpretaciones que inevitablemente se fundamentan en las concepciones políticas e ideológicas de los funcionarios. Que la Constitución sí puede interpretarse lo prueban los salvamentos de voto en las altas cortes. Y también lo demuestra la denuncia penal que el propio Alejandro Ordónez interpuso en contra de la revista Soho, en claro atentado contra la libertad de expresión consagrada en la Constitución , porque en ese medio se publicó una imagen que desagradó al candidato a Procurador.

También nos motiva que a Alejandro Ordóñez, como Magistrado del Consejo de Estado, no le pareciera incompatible, con la consecuente pérdida de investidura, que un congresista firmante del conocido Pacto de Ralito hubiera votado la ley de Justicia y Paz.

La conocida agresividad de Alejandro Ordóñez en contra de quienes tienen orientaciones sexuales que él no comparte, pero que son derechos constitucionales, también lo descalifica para ser Procurador, porque este cargo tiene entre sus funciones brindarle a la sociedad garantías acerca de que la Constitución y las leyes serán lealmente aplicadas por los funcionarios, aun cuando no estén de acuerdo con ellas”.

Firman
LUIS CARLOS AVELLANEDA y
JORGE ENRIQUE ROBLEDO