Uribe retira sorpresivamente la reforma judicial

octubre 15, 2008 5:14 am

Intempestivamente, el presidente Álvaro Uribe Vélez retiró el proyecto de reforma a la justicia que cursaba en el Congreso de la República.

La decisión fue adoptada tras una prolongada reunión que sostuvo el primer mandatario con el ministro del Interior y Justicia, Fabio Valencia Cossio y los congresistas de la bancada del Gobierno y en la cual estos insistieron en declararse impedidos para votar la iniciativa.

Tambien por los duros cuestionamientos hechos por los presidentes de las altas cortes, que calificaron el proyecto de “inconveniente, inoportuno, ineficaz, precipitado e improvisado”.

Al anunciar el retiro del proyecto, el presidente Uribe Velez señaló que ahora los esfuerzos estarán destinados a crear una fórmula para una justicia más ágil en el país.

Al respecto el jefe del Estado emitio el siguiente comunicado:

“El Gobierno Nacional y el grupo de senadores que integran la bancada de Primero Colombia en la Comisión Primera del Senado de la República, han tomado las siguientes decisiones:

1. Desistir del Proyecto de Acto Legislativo sobre Reforma a la Justicia, que está a consideración del Senado.

2. Dedicar todos los esfuerzos a aprobar una ley de la República que garantice la descongestión de la Justicia para el año 2010, que deberá incluir normas de la Conmoción Interior vigente y otras adicionales, con razonable apoyo presupuestal.

El Gobierno, en reunión de esta noche, aceptó retirar la propuesta de doble instancia en el caso de los aforados. Sin embargo, los senadores continuaron en la consideración de declararse impedidos por la disparidad en los conceptos recibidos.

El Gobierno estima que el proyecto de Reforma incluye puntos de gran importancia como son: la creación de la Sala de Gobierno para garantizar la permanente descongestión de la Justicia; la obligatoriedad de la jurisprudencia reiterada para evitar congestiones derivadas de demandas sucesivas por casos idénticos; la simplificación del Consejo de la Judicatura; la elección de los titulares de los órganos de control sin participación de la Justicia para evitar que esta última se politice; el retiro de la competencia al Presidente de la República para proponer candidato a la Procuraduría y ternas para la Sala Disciplinaria del Consejo Superior de la Judicatura, y otros.

Los anteriores puntos de la Reforma de la cual se desiste deben continuar en el debate de los colombianos.

Otros temas, como la competencia sobre tutelas contra sentencias de las Altas Cortes, que se propusieron en el pasado, han dividido profundamente a las Cortes. Por eso, el Gobierno cree que deben ser motivo de acuerdos entre los magistrados que las integran.

Los comentarios están cerrados.