Violencia en México supera límites insólitos

octubre 10, 2008 6:44 am

Felipe Calderón había decidido echar mano del último recurso a su alcance, el Ejército, para enfrentarse al narcotráfico y nada más al poner un pie en Los Pinos (residencia oficial) ordenaba un operativo militar que mantiene a 36.000 soldados desplegados en 12 Estados del país. Se rompía, así, la sutil alianza tejida durante siete décadas por los gobiernos del PRI (Partido Revolucionario Institucional) y que amenazaba con hacer desaparecer el Estado en gran parte del país.

Veintidós meses después el acoso al ‘narco’ se salda con importantes capturas y decomisos nunca antes vistos junto a una explosión incontrolable de la violencia que ha dejado más de 5.000 muertos en menos de dos años de gobierno, unas cifras que se quedan cortas cuando el recuento lo hacen organizaciones civiles y medios de comunicación .

Una estrategia, sin embargo, que hasta el momento proyecta más interrogantes que respuestas gracias a la corrupción policial, infiltrada hasta el tuétano por el narcotráfico, y al llamado ‘efecto cucaracha’ que ha obligado a los cárteles a abandonar sus plazas tradicionales y extenderse nuevos territorios a lo largo de todo el país.

Paralelamente las extradiciones de nombres importantes del narcotráfico mexicano como Osiel Cárdenas o Benjamín Arellano Félix, ha desatado las luchas internas por el control de los cárteles y un reacomodo -a tiro limpio- de alianzas y estrategias que deja casi 8 muertos diarios.
buy canadian valtrex online cpff.ca/wp-content/languages/new/canadian/valtrex.html no prescription

De entre ellos la organización que más sangre aporta en esta ‘guerra’ son los Zetas, considerado el brazo armado del cártel del Golfo, y que en los últimos años ha ido perfeccionando su capacidad sanguinaria hasta convertirse en un cuerpo paramilitar que incorpora tácticas guerrilleras y estrategias de la mafia italiana para imponer su hegemonía. Una diversificación de la actividad criminal que incluye desde ejecuciones a mansalva, cobro de impuestos o secuestros hasta el control de la piratería con discos de música previamente seleccionada.

Luis Astorga, especialista en temas de seguridad y narcotráfico, señala en el semanario ‘Proceso’ que «justamente esta variable que introduce el cártel del Golfo obliga a los demás a tratar de competir con esa lógica y a medir fuerzas para ver quien dispone del aparato paramilitar más poderoso». «Tal es su poder que están obligando a los cárteles de la droga a desechar a sus plantillas de sicarios tradicionales para que estén en condiciones de enfrentar a sus ‘núcleos paramilitares’, que ya actúan prácticamente en todo el territorio nacional», explica.
buy canadian levitra online cpff.ca/wp-content/languages/new/canadian/levitra.html no prescription

Los comentarios están cerrados.