Ecuador interviene televisoras

rafael_correaEcuador tomó el control de tres televisoras incautadas que serían de banqueros prófugos y clausuró una radio, en acciones avaladas por el presidente Rafael Correa pese a que sectores lo acusaron de amordazar a la prensa antes del referendo de septiembre.

La Policía ocupó en la madrugada los canales Gamavisión y TC Televisión por orden de la estatal Agencia de Garantías de Depósitos (AGD) dentro del embargo de cerca de 200 bienes de los hermanos William y Roberto Isaías, que huyeron a Estados Unidos tras la quiebra de Filanbanco en 1998, según la entidad.

Más tarde dispuso la incautación de un canal por cable y otras empresas de telecomunicaciones alegando pérdidas por 661 millones de dólares de la familia, que a través de Estefano Isaías negó ser propietaria de los medios y señaló al gobierno de haber utilizado como pretexto la quiebra para apropiarse de los canales.

Correa, entretanto, apoyó la medida «como un paso trascendental» para resarcir a los afectados del llamado «atraco bancario» y negó que sea una maniobra política para acallar a la prensa antes del referendo sobre la nueva Constitución, que le permitiría aspirar a un segundo mandato.

La medida fue ejecutada después de que la Constituyente, dominada por el oficialismo, incluyó en la nueva Carta Política un artículo en que prohíbe a los banqueros tener medios de comunicación.

Correa aseguró que la misma sólo pudo concretarse ahora debido a que la AGD -pese a que el proceso llevaba diez años- no había fijado el monto de las pérdidas de Filanbanco.