Asia quiere aumentar su influencia en el mundo

kuala-lumpur

Unos 300 representantes de gobiernos y empresas de 25 países inauguraron ayer en Kuala Lumpur el 17 Foro Económico Mundial para Asia Oriental, donde se contempla el papel de la región en la recuperación de la actual crisis financiera mundial.

Los participantes mostraron también su acuerdo en la necesidad de impulsar la cooperación regional como método para aumentar la influencia de Asia en las decisiones económicas globales para combatir la actual crisis financiera.

Según manifestó Azman Moktar, director de gestión del grupo inversor del gobierno malasio, Khazanah Nasional, “Asia deberá soportar el peso de la ralentización de la economía global en favor del resto del mundo”.

El presidente del banco británico Barclays, Marcus Agius, indicó que la voz de Asia debe estar más presente en el panorama internacional.
El ex ministro de Finanzas de la India, Yashwant Sinha, explicó que los países asiáticos poseen un fuerte interés en que esas instituciones afronten efectivamente las crisis globales puesto que Asia contribuye en gran parte al aumento de la economía mundial.

En cuanto a los efectos de las continuas subidas en los precios de los alimentos y de la energía, el ministro de Finanzas de Vietnam, Vu Van Ninh, reconoció un importante impacto en las economías locales.

Los participantes también criticaron las voces proteccionistas en algunas economías occidentales surgidas ante la recesión global, al considerar que influirán negativamente en los países desarrollados y contribuirá a un aumento de los precios.

El Foro de dos días, que se reúne bajo el lema ‘Respondiendo a Nuevas Incertidumbres’, pretende analizar los actuales desafíos industriales, políticos y económicos en la región, para conseguir programas para resolverlos.

El director para Asia del Foro Económico Mundial, Sushant Palakurthi, declaró que la reunión es una oportunidad para los líderes de Asia oriental para lograr una agenda común para afrontar los desafíos globales.