Chávez financió y armó a las FARC, dice ‘El País’, de España


El Gobierno venezolano y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) diseñaron un plan para recibir en la región venezolana del Orinoco «el armamento enviado por dos traficantes australianos» para esa guerrilla, informa hoy en su edición impresa el diario español EL PAÍS.

El periódico hace esa afirmación de acuerdo con documentos extraídos del ordenador de Raúl Reyes, número dos de las FARC, que murió en un ataque colombiano a un campamento de esa guerrilla en territorio ecuatoriano el pasado 1 de marzo.

El PAÍS, según esos documentos, en su poder, afirma que también «se puso en marcha un mecanismo de coordinación entre la guerrilla y el Ejército venezolano al más alto nivel».

En este sentido, informa de que así se deduce de un correo electrónico a sus compañeros del secretariado Luciano Marín, alias Iván Márquez, un dirigente de las FARC que aparece saludando a Hugo Chávez en una fotografía con la que el periódico madrileño ilustra su información.

El correo electrónico de Iván Márquez, fechado el 12 de noviembre del 2007, está en uno de los ordenadores incautados a Raúl Reyes.

Por su parte, el diario estadounidense «The Wall Street Journal» también informó este viernes de que los lazos de Chávez con las FARC podían ser «más amplios y profundos» de lo que se creía.

El diario económico, que afirma haber tenido acceso a documentos sobre los archivos del ordenador de «Raúl Reyes», informa también de que «funcionarios de los servicios de inteligencia de Estados Unidos dicen que una serie de controvertidos archivos obtenidos que ligan a Chávez con la guerrilla colombiana parecen ser auténticos».

El director de Información del Ministerio de Exteriores venezolano, Martín Pacheco, dijo al diario español que «todo es una manipulación» y que desconocían la información hallada en el ordenador de Raúl Reyes.

Pachecó recordó que el ministro de Exteriores venezolano, Nicolás Maduro, se lamentó de que «escritos inconsistentes e incomprensibles habían sido utilizados desde Colombia y Estados Unidos por medios de comunicación inescrupulosos para una campaña temeraria contra el jefe del Estado venezolano», según el País.

Los comentarios están cerrados.