NARCONON Y RADIO SANTA FE SE UNEN EN CAMPAÑA SOCIAL

junio 8, 2007 4:41 pm

INDICADORES DE USO DE DROGAS

Todo padre o madre debe estar alerta a indicadores o comportamiento extraños que podrían significar que se está consumiendo drogas.

Esto incluiría indicadores como que el hijo o estudiante, de repente, sale del área donde acaba de entrar el padre; el hijo levantándose a horas extrañas por la noche; estudiantes juntándose y formando «corros» o callándose de repente cuando llegas; un cambio total en hijos cooperativos que se vuelven desafiantes o renuentes; un hijo teniendo dificultades de levantarse por la mañana a tiempo o un hije muy enfadado o deprimido, etc.

A veces es simplemente la observación de que la persona está actuando «de una forma diferente» — él no es normalmente así. Las drogas crearán ciertas manifestaciones en la conducta y éstas deben ser conocidas por la familia para que pueda detectarlo y manejarlo. De esta manera, cualquier situación no óptima puede ser localizada y corregida inmediatamente.

Una descripción básica de esos comportamientos y manifestaciones se dan aquí para tu información y uso:

Opiáceos

Una persona que ha tomado un opiáceo como la heroína o la morfina tendrá las pupilas contraídas. Sus pupilas serán como cabezas de alfiler o puntos pequeños. Alguien en opiáceos usualmente tiene picores y verás que la persona, sin darse cuenta, y se rascará con mucha frecuencia. Si la forma de tomarlo ha sido esnifando, los agujeros de su nariz estarán rojos y sensibles. Si lo ha tomado pinchándose, tendrá marcas de agujas en los brazos, detrás de las rodillas o en los tobillos. (Los consumidores de heroína también se pinchan debajo de la lengua, o directamente en heridas abiertas, lo cual no es fácil de detectar.) Pueden estar muy pálidos y sudados o extremadamente sedientos. Los opiáceos afectan a las personas de diferentes maneras: Algunos pueden ponerse muy «marchosos» (activos o frenéticos) y moviéndose a un lado y a otro trabajando y pareciendo que están ocupados, mientras otros se ponen muy letárgicos (quedándose fritos o dormidos).

Cocaína, crack y Anfetaminas

Una persona en cocaína o speed usualmente tiene ojos vidriosos y las pupilas muy grandes. Intentará disimilar esta condición usando constantemente gafas de sol u otras gafas oscuras. Su comportamiento será excéntrico. No podrá relajarse ni confrontar y estará intranquilo. Uno observará actividades anormales, irritabilidad, nerviosismo o agresividad. Recuerda,los estimulantes aceleran las funciones del cuerpo y la persona puede tener problemas si se queda sentado, inactivo o intentando controlar su temperamento. Por esta razón, puede permanecer largos períodos sin dormir. El cuerpo, acelerado por la química, evita el dormir durante un extenso período de tiempo. La persona puede mostrar esa tendencia al insomnio para posteriormente derrumbarse y dormir por un período igualmente largo.

La persona tenderá a moverse más rápidamente y deambular o no será lógico en su conversación‑‑saltando de un tema a otro.

Él o ella también experimentará «boca seca» y puede beber extraordinariamente montones de agua para saciar la sed y estará constantemente lamiéndose sus labios.

También puede continuamente estar esnifando a pesar de no estar resfriado ni tener alergia.

La persona puede mostrar cambios inexplicables de apetito o peso. Los estimulantes disminuyen el apetito, (esa es la razón por la que los encuentras en las pastillas de adelgazar). Uno puede observar una repentina falta de interés en la comida.

Si la persona se inyecta cocaína o estimulantes podrás ver marcas de agujas recientes. Puede intentar esconder esto llevando camisas de manga larga, aunque sea verano.

Cannabis (Marihuana, Hachís) Las personas colocadas de marihuana, hachís o aceite de hachís tendrán los ojos irritados. Los tendrán enrojecidos o tendrán un aspecto aturdido o inexpresivo y experimentarán labios secos y «boca seca». Pueden estar dando vueltas de forma aturdida o con un estupor eufórico y mirando fijamente un punto o a nada y pueden tener ataques de risa y reír cuando no hay nada de que reírse.

La marihuana tiene un olor fuerte, penetrante y prácticamente inconfundible. Es un olor duradero y difícil de disimular. Esto indica que una persona o ha fumado marihuana o que se ha fumado en su presencia. La persona puede intentar eliminar el olor poniendo la ropa a lavar nada más llegar a la casa, o tomando una ducha rápida antes de estar con otras personas.

LSD y Alucinógenos

Una persona que ha tomado LSD u otra droga psicodélica tendrá ojos vidriosos y la mirada en blanco y vacía. A menudo parecerá que está soñando despierto y hay que hablarle varias veces antes de que conteste.

Se encontrará que tiene un inapropiado y extenso interés por los objetos comunes. Por ejemplo, examina un cenicero o un dibujo por mucho tiempo, dándole vueltas, mirándolo desde diferentes lados. También puede tener un interés similar por partes de su cuerpo, como los dedos, las manos o los pies. La conversación tenderá a ser esotérica, como con «la cabeza ida». También alucinará.

Experimentará ansiedad sin razón aparente.

Los consumidores de PCP (también llamado polvo de ángel) pueden experimentar momentos de sudor, babear y rubor en la piel. También pueden tener las pupilas dilatadas y pueden estar inexplicablemente nerviosos.

Sedantes

Una persona bajo la influencia de sedantes tales como barbitúricos o Valium puede estar como embriagada (comiéndose palabras, yendo a trompicones, ojos caídos, etc.) pero el aliento no le huele a alcohol.

Los sedantes disminuyen las funciones del cuerpo, y pueden provocar períodos de sueño inexplicables. Tendrán una tendencia pronunciada a quedarse dormidos en lugares inusuales como en la cena y la persona mostrará signos de languidez durante el día cuando debería tener mucha energía.

Inhalantes

Un consumidor de inhalantes puede tener restos de pintura o pegamento en su cara. Tendrá la nariz y ojos llorosos y somnolencia inusual. El olor de la substancia que ha inhalado estará en sus vestidos o en su cuerpo. Pueden intentar no parar de caminar intentando andar lentamente y recto, pero este esfuerzo es muy obvio.

Alcohol

El alcohol puede detectarse en el aliento. Un consumidor intentará enmascararlo con extraordinario uso de chicles, enjuagándose la boca o incluso con ajo. El habla de él o de ella será incorrecta. La persona habla mucho y desvaría y a veces habla ilógicamente.

Síntomas del consumo de alcohol son el dolor de cabeza y náuseas. Estate pendiente de los indicadores de resaca, y otros como desinterés por desayunar (particularmente si la persona ha tomado el desayuno antes), quedarse dormido por la mañana y estar refunfuñando durante el día.

En todos los ejemplos de abuso de substancia, se manifiesta una tendencia por parte del consumidor de evitar conversaciones y confrontaciones cara a cara con otros. Lo que debes vigilar principalmente, es el comportamiento que implica un cambio dramático en el carácter tal como se conocía hasta ese momento.

Una respuesta sobre “NARCONON Y RADIO SANTA FE SE UNEN EN CAMPAÑA SOCIAL”

  1. Alvaro en junio 8th, 2007 6:21 pm

    Los felicito por ayudarnos a edentificar el drama que son las adicciones y poder controlarlas a tiempo.